Pon una gamificación en tu vida

El otro día estuve en el “Gamification World Congress” para aprender todo lo relacionado con la “gamificación“. ¿Y eso qué es? Pues cómo dije en mi anterior post, cuando anuncié que vendría al congreso, se trata de aplicar dinámicas de juego con la intención de conseguir unos objetivos determinados, de una manera más fácil y divertida que con las dinámicas normales.

Total, que no te has enterado de nada ¿verdad?

Pues no te preocupes porque te voy a contar lo que pude entender en el congreso, eso si, que quede claro que no soy ningún especialista en esa disciplina y espero que los que saben más comenten sus impresiones.

Parece ser que en los juegos que todos conocemos hay una serie de factores que nos motivan a jugar. Además los juegos no engañan, o te gustan o no te gustan. Nadie juega a algo que no le gusta. Hasta aquí todo claro.

Bien, pues un buen día, una serie de mentes sesudas con gafas pensaron “¿y si estudiamos cuales son estos factores que nos motivan a jugar y lo aplicamos a otras disciplinas de nuestra vida diaria que suelen ser repetitivas, aburridas o simplemente monótonas? Si conseguimos aplicarlas bien nos ayudarán a conseguir los objetivos que perseguimos en esas áreas”. Y lo llamaron gamificación.

Aunque también es cierto que el nombre en español no está correctamente traducido y genera ciertas confusiones, porque esto no va de hacer juegos, si no de hacer más divertidas las tareas aburridas. La traducción correcta del término “gamification” hubiera sido “ludificación“, es decir, hacer algo de forma lúdica.

En estos estudios que se han hecho, se ha descubierto que hay 4 grupos de motivaciones para que un juego sea atractivo: La consecución de logros, el espíritu creador, la competición y el sentimiento de comunidad. Voy a intentar poner algún ejemplo.

Primera motivación: obtener logros.

A todos nos gusta que nos reconozcan lo que hacemos bien. Ahora está muy de moda llevarse “chapitas” o medallas virtuales al estilo Foursquare para, simplemente, tener ese reconocimiento y sentirte bien. ¿No has visto que desde hace un tiempo todos los viernes se llenan nuestros twitline de #FF automáticos de Gamisfaction? Entra y verás más chapitas por tener crecimiento en followers, retuits, etc.

Pues aplica esto a tus procesos con empleados o clientes de tu tienda online o empresa y premia las acciones que te hacen llegar a tus objetivos.

Segunda motivación: el espíritu creador.

En otros casos no vale el reconocimiento si no que hay gente que se mueve por un espíritu creador. Imagínate que en lugar un juego basado en logros creas uno basado en construir algo. El beneficio para el cliente será la mera satisfacción de crear ese “algo”. Solo tendrás que motivarle que haga actividades que te ayuden a conseguir tus objetivos a cambio de que ese “algo” a construir sea cada vez mayor o mejor.

Tercera motivación: la competición.

Esta es la que más le gusta a los equipos comerciales. Un comercial por definición es competitivo. Es muy común crear estructuras de juegos basados en los rankings. El comercial que más venda tendrá un premio, el cliente que más haga algo tendrá un premio, el seguidor que más menciones haga en twitter tendrá un premio.

Si tus clientes se mueven por esta motivación hazles competir entre ellos y te ayudarán a conseguir tus objetivos.

Cuarta motivación: el sentimiento de comunidad.

Aquí es cuando vemos que nos crean unas expectativas de status. Recuerdo casos de negocios piramidales que forman una estructura de niveles en la que puedes ser Silver, Gold o Platinum. Cuanto más alto más molas en la comunidad.

Si logras crear una comunidad alrededor de tu marca o tienda online, tendrás seguidores que trabajen por ella a cambio de pertenecer a esa comunidad y ser reconocido en ella.

Pues en esto consiste la gamificación, en hacer divertido algo aburrido. Pero ojo, no es tan fácil como hacer un juego y ya está.

El principal reto consiste en definir correctamente los objetivos, identificar adecuadamente el público objetivo al que vas a trabajar y averiguar el grupo de motivación por el que realmente se van a mover.

Si no estableces bien tus objetivos no podrás medir el éxito de la campaña. Si te confundes en el público objetivo no harás un buen trabajo. Pero si no aciertas en el grupo de motivación tu gamificación no tendrá éxito.

También es importante que los objetivos estén alineados con los valores de la empresa. Como dijo David Bonilla (@bonillaware) “Si tu empresa tiene unos valores de mierda establecerás unos objetivos de mierda” (lo ha dicho David, ehh!!! Jejejeje)

En definitiva esto de la gamificación es algo que siempre hemos hecho pero a lo que nunca le habíamos puesto nombre y apellidos. Es algo que ahora tiene una disciplina, que formando parte del marketing lo separamos como una especialización.

Realmente es una filosofía, una manera de ver el marketing, una forma de aplicar técnicas lúdicas a procesos habituales. Pero para que esto funcione debemos conocer a fondo esos procesos y la psicología de los grupos de personas sobre los que vamos a actuar.

Por tanto, entenderás que no se trata de “¿a cuánto está el kilo de gamificación? Si no de analizar estrategias, crear dinámicas, medir los objetivos conseguidos y repetir la historia una y otra vez.

¿Veremos gurús de la gamificación en LinkedIn y Twitter? Seguramente, aunque la burbuja del social media, de la que estamos saliendo, nos ha hecho aprender lo suficiente como para saber que, igual que un community manager no es alguien que tiene Facebook, un profesional de la gamificación tampoco es alguien que se inventa juegos, si no un grupo de profesionales con una visión y conocimiento muy global de los procesos empresariales, de marketing, de negocio y, por supuesto, de las dinámicas de juego.

Así pues, suerte con tus gamificaciones.

Posts Relacionados

Si te ha gustado este post, te invito a que lo compartas en las redes sociales y que hagas tus comentarios.
Si no te ha gustado me encantará conocer tu punto de vista. No pretendo tener la razón en nada de lo que escribo y por ello tus comentarios serán perfectos para generar debate y contraponer ideas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 comentarios en “Pon una gamificación en tu vida”

  1. Perfecto !, muy bien explicado. Sin darnos cuenta aplicamos estos conceptos a nuestras tareas diarias, pero no le habíamos puesto nombre.

  2. Pingback: NEWSS

  3. Pingback: Juega con tu cliente para ganar | PROUNIVE

  4. Pingback: Juega con tu cliente - Marketing de Guerrilla en la Web 2.0