Reflexión sobre 2012 y propósitos para 2013

En el terreno profesional el año empezó con mucha ansiedad, por lo que conté en el anterior post sobre “La importancia y los peligros del hosting en el ecommerce“, y he de reconocer que sentí mucho miedo de perder la empresa y quedarnos en la cuneta. Esto me afectó también mucho en el terreno personal.

Pero a veces parece que es necesario vivir este tipo de experiencias para descubrir muchas cosas importantes.

Ha sido un 2012 en el que he reafirmado la convicción de que las empresas son las personas que las forman. Que hoy puedes estar y mañana no. Que lo importante realmente es el camino que vas a recorrer porque el final nunca se conoce, porque no existe.

He descubierto lo importante de estar cerca de los familiares, aunque tengas que darte cuenta de que no lo estás de todos como quisieras.

He descubierto que estar rodeado de amigos que dan sin pedir a cambio te hace ganar como persona y como profesional.

He descubierto que pertenecer a un equipo de trabajo de grandes profesionales y mejores personas es fundamental para superar cualquier obstáculo. Y todo es posible, todo, si realmente hay unión.

He re-descubierto lo que significa la palabra “socio“, en términos humanos y de trabajo, y me he dado cuenta de que todavía me queda mucho que aprender sobre esos temas.

He descubierto que un cliente es algo más que alguien que te paga por un servicio y que sus emociones humanas son más importantes de lo que a veces pensamos.

He descubierto que solo importan las personas, no las ideas. Porque una idea sin pasión y sin gente apasionada no vale absolutamente para nada.

Este 2013 tengo un propósito, llegar a lo más alto.

A lo más alto en el amor, a lo más alto en la educación de mi hijo y en su felicidad.

A lo más alto con los familiares y amigos de verdad, para darlo todo sin esperar nada a cambio.

A lo más alto con mi equipo de #kuombers porque son los que realmente hacen grande a la empresa.

A lo más alto en la relación con nuestros clientes, porque su confianza es la que nos hace grandes cuando lo das todo.

Este 2013 no quiero ponerme metas, solo disfrutar y hacer disfrutar al máximo como si no hubiera 2014.

19 comentarios en “Reflexión sobre 2012 y propósitos para 2013”

  1. Carlos E. Bessini

    Hola Javier! Me he convertido en un asiduo lector de tus reflexiones. Sabes que, como tú me escribiste hace poco, “me lanzo al vacío”. Recojo tus pensamientos como aprendizaje respecto a un camino que ahora comienzo, y las tendré siempre muy en cuenta. A lo largo de 21 años de trabajo por cuenta ajena en diferentes disciplinas, he acumulado cierta experiencia de los errores habituales en los que caen los diferentes “jefes” que he tenido. Se resumen en varios aspectos fundamentales: falta de humildad (sumado a altas dosis de arrogancia y vanidad), falta de constancia y de compromiso, e incredulidad o falta de fe -incluso- en el “producto” que venden. Hay que “remar en grupo”, ya que las personas son (somos) el mayor “activo” que poseen las entidades o las empresa. Espero poder quedar contigo pronto y ver si podemos colaborar en algún aspecto que una nuestras actividades. Un fuerte abrazo a ti y a tu familia, feliz 2013 y mucha salud para afrontar todos los retos que nos depara la vida!

  2. Hola Javier, siempre lee tus artículos y solo me queda desearte que este 2013 puedas seguir creciendo con el nuevo proyecto de kuombers
    Saludos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 ÷ 2 =