Crecer sin control en internet: ¿Un problema o una bendición?

Crecer sin control en internet: ¿Un problema o una bendición?

En este episodio entrevistamos a Sora Sans, Consultora Digital & Negocio Senior & Empresaria. Hablamos con ella sobre la publicidad online y de estrategias.

Basado en el contenido adicional del libro https://www.LaGranBurbuja.com, a través de conversaciones que su autor mantiene con expertos en temáticas afines, en mayor o menor medida con el ecosistema del marketing online.

– Javier Echaleku: Hoy tenemos con nosotros a una persona que tiene mucho que contar en esto del marketing online y de todo lo que tratamos en el libro.

Se llama Sora Sans y es una emprendedora e intraemprendedora nata.

Como no me gusta hacer muchas presentaciones antes de dar paso al invitado o a la invitada. Sora, ¿qué tal ?, ¿cómo estás?

– Sora Sans : Muy bien. Muy a gusto aquí y ojalá estuviéramos tomándonos un cafelito, pero bueno, esto es lo más cercano.

– J.E : Esto es como si nuestro estuviéramos tomando un cafelillo.

Tú has pasado por empresas que han tenido mucha repercusión o que están teniendo mucha repercusión y, a lo mejor cuando entraste no la tenían y, lo que quiero que hablemos hoy es de la importancia de la gestión de lo que sería una empresa online o de lo que sería una empresa que tiene orientación de negocio en el mundo online, porque muchas veces nos pensamos que esto de montar una tienda online, montar una plataforma, o una aplicación es como estoy en Internet todo pasa en Internet y, nada más lejos de la realidad.

Has estado en empresas como Tiendanimal , Farmaciabarata, Bulevip, también en Connectif que es una plataforma, – que ahora si quieres comentamos – de temas de recomendación, etcétera que es bastante potente y bastante conocida actualmente, en RedClimber que es una empresa de facturas impagadas y, en tus ratos libres montando marcas en Brand Island y con ICHIGO Cosmetics.

La gran burbuja del siglo XXI

Cuéntanos en primer lugar cómo han sido esos intraemprendimientos en estas empresas que, cuando tú entras están en online y te das cuenta de que no todo es marketing, ni todo es publicidad, sino que hay gran parte de gestión empresarial y, cómo le “metes mano”, – hay que decirlo, siendo filóloga, siendo muy buena haciendo copies y tienes formación en MBA internacional-.

Cuéntanos un poquito tus peripecias y tus aventuras en todo esto y si te parece vamos conectando con los contenidos de lo que trata el libro.

– S.S : A mí me gusta mucho el enfoque del libro, porque siendo filóloga hablar de como la palabra marketing digital pierde un poco su significado, me parece muy interesante lo que lo que me comentabas.

El marketing digital en un momento dado aparece y se llena de muchísimas palabras, siglas, herramientas, plataformas y la tecnología, creo que adquiere un papel demasiado protagonista, entonces habría que hablar más de digital marketing que, de marketing digital, porque nos volvemos técnicos y tenemos que hablar el lenguaje de los informáticos, tenemos que saber lo que es un algoritmo y los tipos de algoritmo, el Big Data, todo el Data y cómo cruzar el Data.

Absolutamente todo y cómo aprovecharlo y, si no lo sabes ¡cuidado porque puedes morir! Y se nos olvida el marketing y a veces todo parece una especie de “bombardeo” donde tienes que actuar en todos los canales, con la mejor agencia, con la mejor herramienta y a mí lo que me ocurre cuando hago una consultoría es que no encuentro la estrategia por ningún sitio.

Me dicen: “Estamos haciendo redes, estamos haciendo SEO, SEM y tal” y suelo preguntar: “¿Pero para qué?” y no saben responderme.

O sea, qué tipo de SEO estás haciendo y, para qué estás haciendo ese SEO.

Por que está claro, porque hay que hacerlo porque es lo que marca el marketing digital, pero hay una falta de sentido muchas veces ahí.

Luego otra cosa que me encuentro es que vas viendo cómo están creciendo muchas empresas sin ningún control de la evolución del cliente o de la evolución del negocio y, esto me parece también muy peligroso porque hay empresas que crecen e incluso dan beneficios, pero tienen una reputación de clientes que se va empeorando año tras año y parece como que no se dan cuenta, o si lo ven a veces Incluso le echan la culpa al cliente de que no les entienden, cosa que es bastante absurda y por otro lado hay empresas muy enfocadas al cliente, que lo dan todo por el cliente hasta el punto de que están haciendo cosas que puede que no sean lo mejor para el negocio porque no se puede tener todo.

Hay muchos puntos de los que podemos hablar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

97 − = 96