¿Qué es y cómo aportar valor en la navegación que hace un usuario?

¿Qué es y cómo aportar valor en la navegación que hace un usuario?

En esta entrevista, Miguel Caballero, CEO y fundador de la plataforma formativa Tutellus, nos explica conceptos relacionados con blockchain, criptomonedas, o Tokens, bajándolos a tierra para que cualquiera acabe entendiéndolos. 

Basado en el contenido adicional del libro  https://www.LaGranBurbuja.com, el propio autor, conversa con expertos en temáticas afines, en mayor o menor medida con el ecosistema del marketing online. 

Miguel es autor del libro Bitcoin, Blockchain y tokenización para inquietos, y uno de los emprendedores españoles  más experimentados en tokenización de activos.

En este otro artículo Miguel nos introducía dentro de la tecnología Blockchain. 

– JAVIER ECHALEKU: Para toda aquella persona que haya desconectado a partir de determinados conceptos abstractos, que seguramente muchos de nosotros no terminamos de visualizar, ¿podrías explicarnos de una forma mucho más concreta, qué es aportar valor en la navegación o en ese uso de internet que hace un usuario?, ¿qué implica aportar valor, y recuperar de nuevo ese valor que tú mismo estás aportando?  

– MIGUEL CABALLERO: Cuando  navego con mi Chrome y hago una búsqueda en Google, Google ya sabe lo que estoy buscando, donde estoy, donde hago clic, a que web voy y de que web vengo.

En definitiva conoce mi historial de navegación y mi historial de búsquedas, y  por lo tanto es capaz de hacer un perfil sociodemográfico bastante fino.

Esto no solo ocurre con Google, también en YouTube, y en definitiva en todas las plataformas que controlan estas entidades.  

Por ejemplo, imaginemos que alguien quiera generar publicidad sobre usuarios de entre 40-45 años, con cierto nivel socioeconómico, que viven en una determinada zona, y que se interesen por búsquedas de blockchain, de cripto o de tokens, ya saben que hay un usuario con una Ip concreta y con determinada huella digital sobre el que poder impactar, y por lo tanto Google está “haciendo pasta” con mis hábitos de navegación.

Esta es la prueba más clara de que las grandes entidades ganan dinero con los hábitos de navegación de los usuarios.  

– J.E:  Aquí hay dos cosas que a mí me llevan un poco loco.

Has hecho el ejemplo de estar buscando con Chrome en tu ordenador de escritorio y dejas un rastro, pero ¿qué  ocurre cuando de Google saltas a Facebook, y ves más cosas, y después enlazas con una navegación a través del teléfono móvil, o pasas de Chrome a Safari, y de repente ves otro anuncio en la televisión, y hace que tengas otro impacto?, ¿cómo se conectan todos estos datos, y qué hay de cierto en que todo se puede medir, y cuál es el valor real que genera un usuario? 

Porque si Google tiene unos datos, y Facebook tiene otros, y entre ellos “no se hablan”, no se entienden y no se transmiten ese valor, y luego Apple tiene sus propios elementos de rastreo de navegación, ¿cómo realmente se aporta valor de un usuario? 

En resumidas cuentas, ¿lo que sabe de mí Facebook, es lo mismo que sabe de mí Google, o lo mismo que sabe de mí Apple, o Amazon, o por el contrario, cada uno sabe una cosa y no tienen por qué saber exactamente lo mismo, unos y otros de mí? 

La gran burbuja del siglo XXI

– M.C: Intento responderte en función del uso que les dé a esas diferentes herramientas.

Es decir si hago de LinkedIn un uso más profesional, obviamente lo que va a saber LinkedIn de mí tiene un componente mucho más profesional, que si uso Instagram para ver fotos de skate, de surf o de snow.

Es evidente que el perfil sociodemográfico que va a tener Instagram de mí es diferente al de LinkedIn. 

Pero todas estas plataformas intentan hacer mucha transversalidad.

Es decir, cuando Facebook compró WhatsApp no fue por casualidad.

Fue principalmente por contar con otro canal de comunicación, ya que lo que podemos mover tú y yo con WhatsApp, no tiene nada que ver con lo que podemos interactuar en LinkedIn o en Instagram.  

Por lo tanto, la respuesta que te daría viene dada en función del uso que hagamos en las diferentes redes, pero no me cabe ninguna duda de que el negocio de los datos es trillonario, y como ciudadano, en este sentido soy muy libertario, lo cuento en mis libros y creo que no somos conscientes de lo que saben de nosotros todas estas empresas. 

Por ejemplo, cuantas veces nos ha sucedido que estamos hablando con un colega por WhatsApp, y a los dos minutos vemos un anuncio en Facebook de algo que hemos mencionado, y se supone que eso es ilegal, pero ¡qué casualidad!, ¿cómo es posible?  

La verdad es que todos juegan en el límite, y al final las áreas de I+D y de tecnología de estas empresas van años luz por delante de los reguladores o de los controladores.

En el mundo cripto lo veo todos los días.

La innovación en la gente que construimos producto, está a años luz por delante del regulador, y mientras nosotros estamos pensando ya en Internet 4.0, ellos siguen en el 1.0.

Esto es una de las causas por las que es difícil “pillarles”, pero que manejan un negocio trillonario a nuestra costa, no me cabe la menor duda.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

49 − = 42