El lado oculto de la automatización: ¿Quién escribe realmente esos artículos?

El lado oculto de la automatización: ¿Quién escribe realmente esos artículos?

En este episodio hablamos del lado oscuro de la Inteligencia Artificial con Elías Badenes, desarrollador de páginas web y servicios online integrados, consultor tecnológico, definición de producto y Marketing, que trabaja en Prodware España como consultor de Customer Engagement en el equipo de Front Office.

Basado en el contenido adicional del libro https://www.LaGranBurbuja.com, a través de conversaciones que su autor mantiene con expertos en temáticas afines, en mayor o menor medida con el ecosistema del marketing online.

– JAVIER ECHALEKU: Me estás hablando de que esto se hacía antes de la Inteligencia Artificial, ¿cómo se hacía antes y, qué cambio hay hoy en día en esos contenidos con la Inteligencia Artificial? 

– ELIAS BADENES: El primer portal donde trabajaba yo, – por lo menos hace ya 12 o 13 años – hacía una búsqueda en Google de la keyword necesaria, cogía los primeros contenidos y montaba un portal de noticias, un portal con vídeos de YouTube, un portal con yo qué sé, los últimos tweets relacionados con esa keyword y, la web preparada para SEO para capturar cualquier tráfico relacionado con esa keyword..

Y, por ejemplo, recuerdo cuando murió Michael Jackson que nosotros a los 15 minutos teníamos no sé cuántas páginas ya sobre ese tema y estábamos por encima de los propios periódicos.

– J.E: Me parece sorprendente que incluso sea esto tan gore.

La gran burbuja del siglo XXI

O sea, me estás hablando de que fallece un cantante famosísimo y la preocupación de ese portal fuese la de generar rápidamente un montón de artículos con temas relacionados con la muerte de Michael Jackson que se posicionen los primeros, con el único objetivo de meter anuncios en esas páginas.

– E.B: Correcto. Eso es y, monetizar esos anuncios.

Esta era la manera de agregar contenido – que esto siempre ha existido -.

Hay páginas que lo único que hacían era recopilar noticias de otros periódicos o de donde sea y montar webs.

¿Qué sucede?, que como eran multitemática, enseguida cogían las primeras posiciones en Google porque capturaban antes tráfico orgánico.

Esto era el inicio, luego se pasó a una manera más o menos automática de traducción de páginas de otros idiomas.

Es decir, te ibas a Francia, cogías un portal que hablase de lo que sea en francés y, automáticamente lo traducías, mejor o peor a castellano.

– J.E: Me estás hablando tanto en el primer ejemplo, como en este segundo, de herramientas que automatizan todo ese proceso.

¿No hay una persona escribiendo el artículo? 

– E.B: No, no, no. Había una herramienta que usaba por ejemplo la Api de Google Translate, que cogía un contenido en francés y lo traducía a castellano.

Luego mucha gente empezó a usar esa técnica y hacían varios saltos a través de varios idiomas y traducían de francés a polaco, de polaco a italiano, y por último de italiano a castellano.

A pesar de que, con esos saltos de idioma, por descontado que había errores léxicos y sintácticos, era contenido nuevo.

Luego, se empezaron a usar las primeras inteligencias artificiales que traducían de un idioma a otro y las traducciones se reajustaban y eran gramaticalmente más perfectas y las páginas que se generaban así, cogían más autoridad.

La gran burbuja del siglo XXI

Además de esa técnica, había otra que aún se sigue usando, que es el ejemplo que he contado antes de páginas de monitores, que generaba un texto con sinónimos, ponías por ejemplo una palabra, un sustantivo y varios sinónimos o, un verbo y varios sinónimos, en una frase con tres palabras con sinónimos, al hacer la mezcla de todas las variables, crecía la cantidad de artículos de manera exponencial cada vez que generabas uno nuevo.

Si bien, esto en un principio no era Inteligencia Artificial, si a ese tipo de artículos generados así, además se les agregaba ya el tema de Inteligencia Artificial y, cogías un texto enorme y lo pasabas por una Inteligencia Artificial que te hiciese resúmenes, te generaba también un nuevo contenido.

Son varias técnicas que se han usado desde hace muchos años que generan contenido de manera masiva, que aunque no tenga nada que ver, como trabajan con las keywords y la intencionalidad de lo que se genera en búsqueda orgánica, consiguen capturar búsquedas de log- tail de los usuarios y al final acaban entrando.

Si tienes un portal que trabaja con 15.000 keywords por ejemplo, en algún momento, cualquier búsqueda de cualquier usuario va a entrar ahí porque tienes 15.000 páginas esperando que alguien o escriba mal, o simplemente algo relacionado, entra en tu portal y ya se monetiza con afiliación o simplemente con la publicidad que muestras en la página.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

65 − = 56