La importancia de los Códigos QR en la transición del Marketing Offline al Online

La importancia de los Códigos QR en la transición del Marketing Offline al Online

En esta ocasión contamos con David Blay, consultor en teletrabajo, conferenciante, columnista, podcaster y un gran profesional de la comunicación y el periodismo.

Con él hablamos sobre la importancia de contar con un departamento de comunicación y las relaciones públicas a la hora de dar a conocer los proyectos en los que te encuentres trabajando.

Basado en el contenido adicional del libro https://www.LaGranBurbuja.com, a través de conversaciones que su autor mantiene con expertos en temáticas afines, en mayor o menor medida con el ecosistema del marketing online.

– JAVIER ECHALEKU: Para ayudarnos a entender un poco mejor cómo se está desarrollando esto del marketing digital y todas estas cosas tan interesantes, contamos con alguien al que considero amigo y también colaborador del libro.

Es la persona que lleva todo el tema relaciones públicas del proyecto y de otros proyectos en los que estamos y que sabe mucho del mundo de la comunicación, y del mundo de periodismo.

David encantado de tenerte aquí de nuevo.

– DAVID BLAY: Javier Echaleku, no hablábamos oficialmente en un formato de estas características desde aquel sofá rojo en el que trataba de convencerte de que teletrabajaras.

Tú decías que no, y ahora estás teletrabajando.

Podríamos decir que vamos 1-0.

A ver cómo salimos de este envite hoy.

– J.E: Tienes mucha razón.

No es que te dijera que no, es que me daba mucho miedo hacer un cambio tan radical, y fíjate, al final tiene que llegar una pandemia para que aprendamos a teletrabajar y a leer los códigos QR gracias a los bares.

Esto ha sido fantástico, es una de las mejores cosas que ha podido darnos la pandemia, aprender a leer los códigos QR, lo cual nos viene muy bien para el marketing del offline al online.

La gran burbuja del siglo XXI

– D.B: Te lo agradezco mucho.

Sabes que siempre me apetece hablar contigo de cualquier cosa, y en un podcast mucho más.

Voy a descubrir una cosa mía.

Pensaba que jamás me iba a tatuar nada en ningún sitio, y hace algunos años tuve una necesidad irrefrenable de tatuarme un micrófono antiguo en el antebrazo derecho.

A mi mujer más o menos ya le había dicho que esto podría ocurrir, pero mi madre no tenía ni idea

No avisé a nadie, y cuando llegué a casa, mi mujer dijo ¿qué es eso? porque estaba ahí con el papel de plata este que te ponen, pero siguió durmiendo no tuvo mayores problemas.

Cuando se lo expliqué a mi madre puso la típica cara de madre, aunque no me desheredó, por lo que me quedé muy tranquilo.

Cuento todo esto, porque la radio me cambió la vida totalmente y si me llaman desde un podcast, aunque tenga un solo oyente, allí voy a estar porque soy incapaz de no hablar en un formato radiofónico.

– J.E: Me encanta la anécdota que nos acabas de contar. No la conocía. Te agradezco esa cercanía que siempre tienes.

Me gustaría que te presentaras un poco y que la gente te conozca y sepa de dónde sale todo lo que nos vas a contar, y que habláramos del papel que juegan los medios de comunicación, ya sean los medios escritos, como lógicamente la radio y la televisión, pero no en el formato publicitario tradicional que conocemos, sino más en el formato noticia, en el formato contenido.

Y tampoco el contenido branded content que es aquel que de alguna manera compramos para aparecer en los diferentes espacios con un contenido publicitario, a veces didáctico pero disfrazando un poco la publicidad dentro, sino más el formato noticia, el formato contenido de relaciones públicas en el que tú eres un especialista y un experto.

Así que cuéntanos un poco de dónde vienes, qué es lo que haces, y empezamos con este tema si te parece.

– D.B: Me parece fantástico.

El otro día me puse a pensar y llevo ya más de 25 años trabajando, y eso me hace mayor.

Es verdad que mi primer programa de radio lo hice a los 17 porque entré en la carrera a los 17, – no cumplía hasta diciembre los 18 años-.

Como has dicho, soy periodista deportivo en origen, porque descubrí la facilidad que podía tener para hablar delante de un micro, después de ver mucho deporte con mi padre y mi abuelo sobre todo durante toda mi infancia.

Me di cuenta de que era capaz de hablar de ello durante una hora seguida de lunes a viernes porque tenía más o menos todos los conocimientos, y así empezó mi etapa de periodista deportivo, que todavía continúa porque es una de las cosas que más me gusta y me ha llevado por ejemplo a poder viajar por España, por Europa y por Estados Unidos.

Pero hubo un momento en el que todo fue cambiando, y ahora hablaremos precisamente de ese formato noticia sobre todo a partir de 2005 o 2006 donde lo que era simplemente un formato radiofónico, se convirtió en asesorías de comunicación a deportistas, porque al final teníamos mucha gente en los medios a lo que podíamos acceder.

Y sabíamos porque estábamos al otro lado también como hacer que los medios pudieran sacar ese tipo de noticias, y empezamos asesorando en este tema a deportistas, y todas las empresas que les patrocinaban vieron que querían hacer algo similar, y hubo un momento en que se disgregó todo.

Ya en 2007 decidí trabajar desde casa, con las consiguientes miradas escépticas del 98% de la población mundial, y en 2014 escribe un libro sobre trabajar en casa y también pasaron balas de paja como si fuera una peli del Oeste, pero digamos que ahora mismo profesionalmente me divido como en tres apartados:

– El periodismo puro de hacer podcast, de escribir artículos y de seguir colaborando a nivel deportivo por ejemplo en Radio Marca retransmitiendo la Fórmula 1 y las motos.

– Una segunda parte de gestión de relaciones públicas o comunicación, que es la que tengo la suerte de hacer contigo en Kuombo y con algún otro cliente más.

– Consultoría en teletrabajo y formación en temas de flexibilidad laboral.

 Este sería el resumen, a grandes rasgos de 25 años de trabajo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 6 =